Vázquez, de empresario a candidato

La Espada de Santiago Columna de opinión escrita por Diego Parra

Compartir

¿Qué más necesitaría Vázquez para captar ampliamente los reflectores?

Miércoles 22 de Noviembre del 2017
Escrito por:Diego Parra

C omo muchos esperaban, luego del auténtico autodestape de Mauricio Ortiz como aspirante a (no lo dijo) la candidatura para la Presidencia de la capital queretana, otros perfiles (también ligados al tricolor) comenzaron a manifestar su intención de buscar un espacio de representación popular.

Y en este caso, el extitular de la desaparecida Comisión Estatal de Caminos y exdirector del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Juan Gerardo Vázquez Herrera, “levantó la mano” para dar a conocer su (ya conocido) deseo de buscar la candidatura del PRI para la alcaldía de Querétaro.

Este joven ingeniero, aún poco ligado al tricolor, podría tener ciertas ventajas en relación con algunos otros aspirantes.

En primer término, considerando que en el espectro de instituciones mexicanas los partidos políticos están en los últimos lugares de confianza y, que dentro de los mismos partidos, el PRI se encuentra como una organización poco confiable, a dicha institución podría venirle bien un candidato que no esté fuertemente vinculado al mismo. Y esto no es ninguna locura. En el ámbito nacional el PRI modificó sus estatutos para poder darle entrada a los simpatizantes (entiéndase José Antonio Meade), puesto que sus militantes-aspirantes parecen no encontrar cabida en el ánimo del electorado.

Los partidos políticos se están viendo en la necesidad imperiosa de buscar perfiles “ciudadanos”. En la Ciudad de México está presente Miguel Ángel Mancera, un simpatizante del PRD.

Así, Juan Vázquez tendría ese punto a favor. Por otro lado, el también empresario pertenece a un gremio bastante poderoso en Querétaro, el de la construcción. No quiere decir que otros no tengan la relación, pero Vázquez forma parte de ese grupo.

No era casualidad que desde hace algunos meses, el ingeniero creara un perfil público en Facebook y promoviera en Twitter videos en los que realiza críticas a la clase política queretana, sin importar el color.

¿Qué más necesitaría Vázquez para captar ampliamente los reflectores? Se dice que Alfonso Guerra, miembro del Partido Socialista Obrero Español, acuñó una frase que llegó hasta nuestro México a través de Fidel Velázquez, exlíder de la CTM: “quien se mueve no sale en la foto”. Las palabras hacen referencia a que uno se debe cuadrar siempre con el jefe, pero para el caso local, debiera aplicar al contrario: quien no se mueve, no sale en la foto.

Y a Vázquez le hace falta tener mayor activismo; finalmente él no tiene una cabeza que le instruya sus quehaceres. Requiere de visitar colonias, de dialogar con liderazgos comunitarios, entrevistarse con los tomadores de decisiones y, por supuesto, de cacaraquearlo. Y una cosa más: mostrar que tiene una estructura de ciudadanos que lo cobija.

Mientras tanto ya ha levantado la mano junto con el coordinador de la bancada priísta en el Congreso Local, que mostró músculo en su informe el pasado sábado 11 de noviembre. Vázquez esperará los tiempos para entrar en la mesa de debate y ahora sí, jugar el verdadero juego de la negociación y los acuerdos.

Para el cierre.

Otro de los que ya también mostraron su intención contender es el líder del sector popular del PRI en el estado, David Palacios Montes. El joven abogado dio a conocer que buscará el primer distrito federal. Tiene años trabajando la zona, la conoce bien, cuenta con la estructura y está decidido a que (ahora sí) le brinden la oportunidad, puesto que en el 2015 le dieron el espacio a quien hoy pretende el Senado. Palacios ya opera y no dará marcha atrás. Esperemos que su dirigencia no haga un desaire. Al tiempo.

publicidad
publicidad