Incendios forestales, 90% provocados por el hombre

Los brigadistas son héroes muchas veces desconocidos y nunca suficientemente valorados.

Compartir

Se calcula que más del 90 por ciento de los incendios forestales los originan acciones humanas. Foto:gob.mx

Jueves 02 de Marzo del 2017
Escrito por:Redacción

L a pérdida de vidas humanas durante un evento de fuego forestal es lo más grave de los incendios forestales, pero el incendio de bosques, selvas o pastizales tiene también consecuencias graves y lamentables en términos ecológicos, económicos, sociales, políticos y operativos.

Un incendio de este tipo arrasa con grandes volúmenes de madera y daña la economía de los propietarios, aniquila el hábitat de la fauna silvestre, propicia la erosión del suelo y en consecuencia su pérdida, contamina el aire y contribuye al cambio climático al ser eliminadas las plantas que generan oxígeno, afecta el paisaje y altera el régimen hidrológico, además de incrementar el efecto invernadero por la emisión de carbono y otros elementos nocivos.

Los ciclos de la naturaleza y la mano del hombre aportan cada uno su parte cuando ocurre un incendio forestal fuera de programa. Es un fuego que puede iniciarse en cualquier momento por causas asociadas al hombre de manera accidental o intencional, y propagarse libremente sobre todo después de que vientos, lluvias y tormentas de la temporada de huracanes arrancaron en bosques y selvas troncos, ramas y hojas que sol y aire resecan durante varios meses.

En las zonas centro, norte, noreste, sur y sureste del país, cuando apenas despunta el año, inicia la temporada de incendios forestales que se prolonga durante los seis primeros meses, y en el noroeste del territorio nacional comienza en mayo y termina en septiembre.

Los materiales secos que yacen en los suelos forestales, sumados a calor y oxígeno, producen la fórmula perfecta para crear la primera chispa de lo que podrá ser solo una llamarada o convertirse en un incendio devastador.

Se calcula que más del 90 por ciento de los incendios forestales los originan acciones humanas, y la tala inmoderada e ilegal representa una de las más perniciosas porque los infractores no solo destruyen los árboles sino dejan abandonadas las ramas que se convierten en un peligroso combustible. Los bosques también arden porque muchos excursionistas encienden fogatas, fuman, queman basura o dejan rescoldos.

Desde septiembre de 2002, la CONAFOR es la institución federal encargada de operar el Programa Nacional de Protección contra Incendios Forestales en México que busca proteger los recursos forestales de la presencia de incendios y atacar las causas que los originan.

Trece instituciones del gobierno federal integran el Grupo intersecretarial de Apoyo para la Protección contra Incendios Forestales. Los gobiernos estatales y municipales, propietarios de los bosques y particulares participan de manera importante en la ejecución de este programa y son representados en los Comités Estatales de Protección Contra Incendios Forestales (CENIF).

El sistema electrónico del CENCIF recibe información satelital que generan los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá, los pronósticos del tiempo del Servicio Meteorológico Nacional, así como información actualizada de la Conagua, de la Universidad de Colima y de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

El Centro Nacional de Control de Incendios Forestales cuenta con el siguiente equipamiento:

154 torres de observación

2 mil 691 equipos de radiocomunicación operados por jefes de brigada

32 centros estatales de control de incendios

120 estaciones climáticas de la Conagua distribuidas estratégicamente en todo el país

Si eres testigo de un incendio forestal, repórtalo al 01 800 INCENDIO (01 800 4623 6346) LA LLAMADA ES GRATUITA.

publicidad
publicidad